lanaccess@lanaccess.es
+34 93 298 86 50

¿Tecnología de videovigilancia embebida? ¿Por qué?

Lanaccess > Artículos > ¿Tecnología de videovigilancia embebida? ¿Por qué?
  • Enviado por: Lanaccess
  • Categoria: Artículos

Escrito por Xavier Oliva Galván, Business Development Manager en LANACCESS y Profesor en la Universidad Pompeu Fabra

El éxito de cualquier empresa consiste en ser capaz de generar una o varias ventajas competitivas, que le permitan diferenciarse y aportar un valor especial a su oferta de productos o servicios. En LANACCESS , formada mayoritariamente por ingenieros, una de las mejores maneras que tenemos de aportar valor es a través de la tecnología, y de una tecnología al servicio de nuestros clientes, que les facilite su día a día.

Nuestros clientes nos transmiten que la tecnología de videovigilancia embebida, que hemos desarrollado y evolucionado durante años, les aporta importantes ventajas, y en eso se basa, en gran medida, nuestra ventaja competitiva. ¿Pero por qué? ¿Qué ventajas les aporta? Las soluciones embebidas ofrecidas por LANACCESS son seguras, inteligentes y rentables.

Las ventajas competitivas no son eternas, cuesta mucho esfuerzo crearlas, hay que esforzarse en mantenerlas y hay que estar dispuesto a hacerlas evolucionar para no perderlas. Esto es especialmente cierto en el campo de la tecnología, donde todo cambia a gran velocidad. La tecnología queda obsoleta en cuanto aparecen nuevos desarrollos que superan en prestaciones a los anteriores, haciendo desaparecer ventajas competitivas alcanzadas con mucho esfuerzo.

Para poder evolucionar en la dirección correcta, nos gusta volver la mirada hacia nuestros clientes, que nos ayudan a identificar en qué les aportamos valor. De este modo podemos reforzar nuestras ventajas competitivas, como también conocer en qué ámbitos podemos mejorar e incluso crear nuevas ventajas.

Seguridad

Hace algunos años, uno de nuestros clientes bancarios me ilustró de manera muy visual por qué prefería nuestra solución de videograbación a otras que conocía. Me dijo, para mi sorpresa, que en lugar de explicármelo me lo iba a mostrar. Me llevó ante una mesa con equipos apilados. Me comentó que en aquellos momentos su planta de equipos instalados se encontraba aproximadamente repartida al 50% entre equipos de LANACCESS y equipos de otro fabricante, todos con una antigüedad similar. Sobre esa mesa, me explicó, estaban los equipos que se habían averiado durante las últimas semanas, se habían retirado de las agencias y estaban pendientes de enviar a reparar. Entre los dieciséis equipos había un único videograbador de LANACCESS , el resto eran del otro fabricante, basados en tecnología PC. Todavía guardo la foto que tomé, una proporción de 15 a 1 valía la pena inmortalizarla, con el permiso del cliente.

En otra ocasión, otro cliente, también bancario, me explicó otra anécdota. Habían entrado a robar en repetidas ocasiones en una de sus oficinas bancarias. En todas ellas, habían conseguido localizar el videograbador y habían destrozado el disco duro a golpes, por lo que las evidencias del robo habían quedado totalmente destruidas. Finalmente, pensó que la única manera de conservar las grabaciones en la siguiente ocasión era instalar el videograbador, que era de LANACCESS, dentro de la caja fuerte. Alguno de sus compañeros le dijo que era una locura, que un videograbador no podía funcionar ahí dentro, que en pocas semanas se iba a freír de calor. Tres años más tarde, cuando me lo contó, seguía operativo.

Un tercer cliente del sector bancario se quejaba de que sus equipos, basados en tecnología PC, después de un corte de corriente eléctrica se quedaban a menudo bloqueados, y había que desplazarse a cortarles la alimentación durante unos segundos para que volviesen a funcionar. Esto se debe a que las fuentes de alimentación para PC están diseñadas para quedarse bloqueadas cuando hay una perturbación en la alimentación, ya que es necesario proteger al sistema operativo, que se corrompería ante repetidos reinicios inesperados.

¿Y qué hay detrás de estas anécdotas? Desde luego, no es simplemente casualidad, sino ventajas de una tecnología frente a otra. Por supuesto, no recomiendo mantener ningún videograbador, ni siquiera uno de LANACCESS , dentro de un compartimento cerrado y sin ventilación, pero sólo videograbadores como los que diseña y fabrica LANACCESS pueden llegar a soportar este tipo de condiciones.

Sin embargo, que fabriquemos soluciones robustas y seguras va mucho más allá de la fiabilidad, se trata también de soluciones ciberseguras. Hoy en día, no se concibe un sistema electrónico como seguro si no es capaz de ofrecer garantías frente a ataques informáticos.

Hace unos años, un cliente bancario me comentaba que tenía que renovar con urgencia toda su planta de videograbadores. Se trataba de videograbadores basados en tecnología PC y sistema operativo Windows XP. Pasada la fecha de fin de soporte de Windows XP, se hizo pública una vulnerabilidad importante, así es que ya no había disponible ningún parche de seguridad para resolverla. Pidió a su proveedor de videograbadores que actualizase el sistema operativo, pero la respuesta fue que tenía que cambiar todos los videograbadores. Las versiones nuevas de Windows ya no soportaban el hardware de los antiguos videograbadores, así que era imposible actualizarlos, la única solución era cambiarlos. Hoy en día, transcurridos unos cuantos años más, hay aún videograbadores de LANACCESS que continúan operativos y tienen más antigüedad que aquellos.

Recientemente, otro cliente del sector ferroviario me explicó que varios videograbadores de otro fabricante habían sido infectados por un virus informático de tipo ransomware, así que se había visto obligado a detener y retirar los equipos para limpiar la infección. En la misma red IP había videograbadores de LANACCESS que habían seguido funcionando sin problemas, lo que le había permitido mantener operativa esa parte del sistema de videovigilancia.

LANACCESS ha apostado desde hace muchos años por desarrollar tecnología embebida. Nuestros videograbadores, diseñados y fabricados en España, están dimensionados de manera adecuada para la función que deben realizar. No hay elementos superfluos, por lo que se calientan mucho menos que equipos de otros fabricantes basados en plataforma PC. Las gamas de pequeña y media capacidad ni siquiera requieren ventiladores, reduciéndose al mínimo los elementos mecánicos, que siempre son más proclives a averías. El firmware también es compacto, sólo con los módulos necesarios, y además, LANACCESS mantiene un control total sobre el código fuente. Por otra parte, no utilizan ningún sistema operativo de propósito general tipo Windows o Linux, sino un sistema operativo en tiempo real propio. De este modo, la inmensa mayoría de los ataques informáticos, que son genéricos y van dirigidos a los sistemas operativos más populares, no afectan a nuestros videograbadores. La superficie de ataque es menor, ya que los videograbadores de LANACCESS no disponen de servicios inútiles que puedan ser utilizados como puntos de entrada al sistema.

Además, los videograbadores de LANACCESS han sido sometidos a múltiples tests de seguridad por parte de nuestros clientes bancarios, que en diversas ocasiones han contratado a empresas especializadas para buscar posibles vulnerabilidades.

Ningún sistema es inmune a ataques informáticos, pero en nuestra empresa trabajamos cada día para ofrecer la mejor protección.

En resumen, los videograbadores de LANACCESS constituyen una solución segura porque:

  • Han superado diversos tests de intrusión por parte de empresas especializadas en ciberseguridad.
  • Trabajan con un sistema operativo en tiempo real, no de propósito general, que presenta una superficie de ataque menor y no les afectan los ataques informáticos masivos dirigidos a los sistemas operativos más populares.
  • Son sistemas embebidos que consumen poca energía y disipan poco calor. Un equipo electrónico que se calienta poco se avería menos y dura más.
  • Tienen menos elementos (tanto a nivel de hardware como de software) que resulten inútiles y sean posible causa de avería o intrusión.
  • Disponen de una arquitectura interna simple, con menos cableados y conectores que puedan ser fuente de avería.
  • El sistema de ficheros propio reduce los desplazamientos de los cabezales de los discos duros, alargando su vida útil.
  • Disponen de “watchdogs” (supervisores) software y hardware, que evitan que un equipo se quede “colgado”.
  • Se han diseñado con fuentes de alimentación fiables, ya que la fuente es uno de los elementos críticos en cuanto a fiabilidad de cualquier sistema electrónico. Estas fuentes no se bloquean cuando se producen perturbaciones en la alimentación eléctrica, porque el sistema operativo no corre riesgo de corrupción debido a cortes de corriente.
  • Pueden equiparse con fuentes de alimentación interna con soporte de baterías, lo que les dota de cierta autonomía tras un corte de la corriente eléctrica.

Inteligencia

En LANACCESS somos conscientes de que, si nuestras soluciones fuesen sólo seguras, pero se quedasen atrás en cuanto a prestaciones, serían soluciones obsoletas, dejarían de aportar valor. Por eso siempre buscamos soluciones imaginativas e inteligentes a las necesidades que nos presentan nuestros clientes.

En el sector bancario nuestros videograbadores han experimentado una gran evolución. En el año 1999, fuimos de los primeros en ofrecer videograbadores digitales para sustituir a los magnetoscopios de la época, y casi de los únicos en hacerlo con tecnología embebida. Nuestros clientes de esa época siguen apreciando y utilizando nuestra tecnología, han evolucionado con nosotros a través de las diversas generaciones de nuestros videograbadores, con modelos adaptados a los cajeros desplazados, diversas variantes de chasis o fuentes de alimentación con soporte de baterías. Con la aparición de las cámaras IP, fuimos los primeros en crear el concepto del switch PoE Ethernet integrado en el videograbador, que además hemos llevado más allá que ningún otro fabricante, con conexión Plug&Play de las cámaras IP, protección de las cámaras y de la red corporativa, detección de suplantación o reinicio automático de las cámaras “colgadas”. Algunas de las demandas más recientes de algunos de nuestros clientes bancarios incluyen la detección de caras, el análisis de comportamiento en el recinto del cajero para la obtención de estadísticas o la identificación facial, basada en redes neuronales.

Hace pocos años, uno de nuestros clientes ferroviarios, que ya utilizaba nuestros dispositivos de análisis inteligente embebidos, mostró también interés en nuestra tecnología embebida de videograbación. Para sus planes de migración a IP de las estaciones necesitaba una solución con mayor densidad de cámaras de la que disponíamos en esos momentos, así es que adaptamos nuestra tecnología a sus necesidades, creando el HM Cluster, el primer grabador embebido de hasta 250 cámaras IP en sólo 4U de altura de rack. Además, creamos un sistema de failover automático que mantiene la grabación de las cámaras cuando se detiene un equipo por tareas de mantenimiento, limpieza, o bien por avería. Hoy en día, nuestros videograbadores graban ya más de 3.000 cámaras en sus instalaciones, las que no se han sustituido por cámaras IP se codifican con nuestros encoders y los jefes de estación visualizan las cámaras con clientes ligeros Smart Monitor de LANACCESS. El sistema se gestiona desde una plataforma software desarrollada por un tercero, que comunica a través de protocolos estándar (ONVIF) con los dispositivos de LANACCESS.

En el sector sanitario, nos solicitaron interaccionar con los paneles de alarmas para poder posicionar de manera automática las cámaras domo hacia el lugar donde se produce un incidente, enviando una alarma al centro de control para poder tomar con rapidez las acciones oportunas.

En diversos centros penitenciarios, el vídeo se graba en nuestros videograbadores, mientras en el perímetro se generan alarmas con dispositivos de análisis inteligente de LANACCESS y en el centro de control se visualiza el vídeo mediante nuestros dispositivos de descodificación y nuestra plataforma software.

Otro de nuestros clientes ferroviarios nos planteó hace unos meses que quería disponer de una estimación de la ocupación de los andenes, adelantándose a una necesidad que ahora, con la pandemia del Covid-19, parece muy evidente. En LANACCESS, que llevamos tiempo trabajando en el uso de la Inteligencia Artificial en el ámbito de la videovigilancia, hemos estado entrenando redes neuronales para realizar este tipo de tarea, de manera que pueden enviarse alarmas o descargarse estadísticas de ocupación.

LANACCESS ha sido y es pionera en la utilización de nuevas tecnologías, que permiten tratar de manera ágil e inteligente los incidentes de seguridad de clientes de sectores muy diversos y con necesidades muy variadas.

Rentabilidad

Las soluciones de LANACCESS no son sólo seguras e inteligentes, sino también rentables. Para analizar correctamente la rentabilidad de una solución se deben evaluar los costes totales de propiedad, es decir, todos los costes asociados a la utilización del sistema: no podemos limitarnos a comparar el precio de adquisición, sino que hay que analizar también el coste de instalación, el coste del mantenimiento, el coste de resolución de problemas derivados de ataques informáticos, el consumo de energía, la vida útil de los equipos y el tiempo de atención de los incidentes.

Cuando se realiza un análisis de este tipo, las características de los videograbadores embebidos de LANACCESS, con pocas averías, bajo consumo de energía, tiempo de vida largo y fácil uso, resultan muy ventajosas. Además, la cercanía del soporte técnico y comercial facilitan la gestión de las incidencias.

Las soluciones de LANACCESS se adaptan a todo tipo de instalaciones, distribuidas o centralizadas, pero los clientes con plantas de equipos distribuidas son los que más rápidamente se dan cuenta de que nuestras soluciones les resultan muy rentables. Una planta de equipos con tasa de averías del 20% o 25% anual, como algún cliente me ha reconocido que ha llegado a padecer, es simplemente inmanejable. Sólo los costes y el tiempo de gestión de las averías se comen la mayor parte de los recursos disponibles.

En cuanto al diferencial de consumo de energía, en ocasiones hemos podido evaluarlo en más de 100€ anuales por videograbador. Si se dispone de centenares o miles de equipos, el ahorro puede ser significativo, no sólo a nivel económico sino también ecológico.

¿Por qué tecnología de videovigilancia embebida? Porque aporta ventajas significativas que facilitan la vida y ahorran dinero. Porque mediante esta tecnología LANACCESS ofrece soluciones seguras, inteligentes y rentables.

Tecnología de videovigilancia embebida
Xavier Oliva Galván
Business Development Manager en LANACCESS
Profesor en la Universidad Pompeu Fabra